¿Qué es el escaneo 3D?

Para poder identificar medidas o dimensiones de objetos, ya sean piezas, herramientas, productos, estructuras, etc. El común de las empresas utiliza herramientas convencionales como micrómetro, Pie de metro, flexómetro y CMM, los cuales en general son las herramientas más usadas y que cumplen con realizar las mediciones metrológicas para cada uno de sus casos. El único problema de estas herramientas es que cuando se trabajaba realizando medidas de manera constante y/o de variados objetos, esta se transforma en un proceso demasiado lento y que funciona para mediciones muy puntuales, ya que es muy difícil medir todo tipo de objetos debido a la complejidad de su forma o tamaño.

Con la aparición del escáner 3D nace la facilidad de analizar un objeto mediante un haz láser, el escáner calcula la distancia, desde el emisor hasta un punto de un objeto al alcance de su trayectoria (No mayor a 50 cm), no tocando el objeto físicamente. Con esto el escaneado 3D captura los datos de su forma creando una nube de puntos a partir de muestras geométricas en la superficie del objeto, proporcionando así la distancia a todos esos puntos. Estos puntos se pueden usar entonces para extrapolar la forma del objeto (un proceso llamado reconstrucción).

Esta reconstrucción se realiza de la siguiente manera: Simplemente debe apuntar con los focos de radiaciones electromagnéticas hacía el objeto a escanear y comenzar a hacer las capturas donde se va previsualizando instantáneamente lo que vamos escaneando, los cuales miden rápidamente cualquier superficie compleja y así también entendemos que es lo que nos falta por escanear para ir completando de forma visualmente intuitiva. El proceso de escanear es rápido y cómodo ya que el peso de un escáner 3D promedio es de 1,20 Kg, lo cual es un peso soportable además de tener un diseño cómodo para su uso, similar a tomar una plancha para ropa en términos de peso y adaptabilidad a la mano.

La información obtenida nos sirve para construir modelos digitales tridimensionales, esta información es utilizable para objetivos como ingeniería inversa, control de calidad, obtención de planimetrías, etc. El máximo beneficio está en que con el escaneado 3D podemos realizar estas labores en muchísimo menos tiempo en comparado con el que tomaría realizarlo con las herramientas convencionales anteriormente mencionadas, además soluciona los problemas respecto a la medición de variados objetos y de distintas complejidades, ya que no existe contacto físico con él objeto, lo que permite que la luz laser pueda medir lugares complicados. Con el escaneo 3D también se puede obtener una mayor cantidad de datos, debido a que registra a una tasa de medición de más de 1.500.000 mediciones por segundo de manera digital y con precisión metrológica.

Un ejemplo de gran resultado ocurrió en la empresa nacional aeronáutica de Chile en su área de mantención, la cual hace años lleva realizando la verificación de la superficie de las Palas (Hélices) de sus aeronaves para mantenerlas a la perfección, ya que estas aseguran un vuelo correcto y estabilidad del avión. Estas palas se verificaban con un micrómetro el cual demoraba un proceso de 5 días en promedio para poder obtener los resultados totales de las medidas. Este mismo proceso lo realizamos con un escáner Handy Scan Black Elite, este escaneo 3D nos tomó aproximadamente 3 Horas para que quedará a la perfección, para luego pasar la nube de puntos a un formato CAD.
Este ejemplo muestras como un trabajo que toma 5 días se puede realizar en una mañana y nos abre la mente para pensar en ser aplicado a piezas y objetos que requieren este tipo mantención en distintas industrias y empresas, que actualmente realizan esto en tiempos de trabajo demasiado extensos, incurriendo en costes que con el escaneado 3D ahora son innecesarios.

¿Qué crees que sería interesante escanear y por qué? ¡Coméntanos!

 Para más contenido como este, suscríbete a nuestras novedades


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X